¡Atención! Este sitio usa cookies.

Este sitio usa cookies propias y de terceros para analizar hábitos de navegación anónimos y mejorar tu experiencia, tal como se recoge en nuestra Política de Cookies. Antes de seguir navegando, te invitamos a leerla haciendo clic en ‘Saber más’. Al pulsar ‘Acepto’, reconoces haber leído y aceptado tal información. Saber más

Acepto

Empresa de traducción

Blog de InterTraducción

Bienvenidos al blog de InterTraducción, empresa de traducción.

Terremotos

por en Curiosidades
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1853
  • 0 Comentarios
  • Imprimir
1853

Son muchos los que en la tarde del lunes pudieron sentir los temblores provocados por un terremoto de 5,4 en la escala de Richter. La escala de Richter es la más usada (que no la única) de las formas de medición de la energía que un terremoto provoca.

Terremotos

Su epicentro es el lugar de la superficie terrestre sobre la cual está el foco en el interior de la tierra en el que se origina el terremoto. En el caso de hace unos días, el epicentro se localizó en la ciudad albaceteña de Ossa de Montiel, a 87 kilómetros de Albacete y 230 de Madrid, según informó el Instituto Geográfico Nacional.

En español, los terremotos se conocen con varios nombres de manera indistinta: temblores, sismos, movimientos sísmicos, seísmos, etc. Encontramos distintas procedencias, en función del término que usemos para referirnos a este agente geológico. La palabra terremoto procede del latín terra (tierra), y motus (movimiento). Seísmo o sismo, sin embargo, proceden del griego σεισμός [seismós] (temblor o temblor de tierra).

Aprovechando la ocasión he estado repasando sobre el tema, que ya tenía olvidado. He "tirado" de Internet y, resumiendo, “un terremoto es un fenómeno de sacudida brusca y pasajera de la corteza terrestre producida por la liberación de energía acumulada en forma de ondas sísmicas”.

Si bien los terremotos pueden producirse en cualquier parte del mundo, los lugares que coinciden en su situación en los bordes de las placas tectónicas, son los que sufren los más intensos, de consecuencias más graves y con mayor frecuencia. Los bordes de las placas pueden ser de tres tipos, siendo el más destructivo en el caso en que las placas chocan entre sí. La península Ibérica se halla situada en el borde sudoeste de la placa Euroasiática, en su colisión con la placa Africana. El movimiento de ambos continentes, uno hacia otro, es el responsable de la actividad sísmica de los países mediterráneos.

Si bien es cierto que en la Península Ibérica no son frecuentes sismos significativos y de graves consecuencias, tenemos uno reciente, en el año 2011, en la localidad murciana de Lorca, que sí provocó daños personales y grandes destrozos materiales.

Lo que sí es habitual es la actividad sísmica bajo nosotros, pero de tan escasa potencia y magnitud que no se hace visible a nuestros sentidos y no lo notamos en la mayor parte de las ocasiones, lo cual es una suerte, si tenemos en cuenta que, a día de hoy, no existe ningún método capaz de predecir el tiempo, lugar y magnitud de un terremoto.

 

Calificar el artículo:

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Viernes, 22 Octubre 2021