¡Atención! Este sitio usa cookies.

Este sitio usa cookies propias y de terceros para analizar hábitos de navegación anónimos y mejorar tu experiencia, tal como se recoge en nuestra Política de Cookies. Antes de seguir navegando, te invitamos a leerla haciendo clic en ‘Saber más’. Al pulsar ‘Acepto’, reconoces haber leído y aceptado tal información. Saber más

Acepto

Empresa de traducción

Blog de InterTraducción

Bienvenidos al blog de InterTraducción, empresa de traducción.

Laísmos, leísmos y loísmos. ¡Menudo jaleo!

por en General
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 1074
  • 0 Comentarios
  • Imprimir
1074

Muchas son las conversaciones que tenemos sobre el tema en nuestra empresa de traducción. Procediendo de diferentes puntos del país, tenemos de todo en nuestra oficina. Escribiendo no los cometemos, pero cuando hablamos, ¡no los podemos evitar!

b2ap3_thumbnail_empresa_de_traduccin_20181108-123250_1.jpg

La norma procede del latín y, en última instancia, hace referencia a los complementos directo e indirecto de las oraciones.

Tanto laísmo, leísmo, como loísmo son usos incorrectos de nuestro idioma, tanto de manera escrita como hablada. Hacen referencia al complemento directo e indirecto y su uso es frecuente, tanto que se ha normalizado en diferentes regiones de España.

Vamos a hacer entre todos, desde nuestra empresa de traducción, un ejercicio de memoria y aprendizaje e intentaremos, una vez más, hacer un buen uso de las palabras y de la gramática. Para ello, en este caso, es fundamental entender el funcionamiento de los pronombres en tercera persona.

Laísmo. Se da mucho en el centro peninsular y precisamente de su uso es de lo que adolecemos varios de los miembros de nuestra empresa de traducción. Los pronombres la/las desempeñan la función de complemento directo. El laísmo se produce cuando el uso es de complemento indirecto. Este uso como complemento indirecto es incorrecto, pues los pronombres de complemento indirecto son le/les.

Leísmo. Parece que se utiliza más frecuentemente en Castilla y León. Los pronombres de complemento indirecto son le/les. Sin embargo, los casos de leísmo lo son por la utilización de estos pronombres como complemento directo y no como indirecto. Por otro lado, cuando hablamos de un hombre (género masculino), el uso de le está admitido. Si el complemento directo no hace referencia a un hombre (es decir, que hace referencia a una mujer o a un objeto), el uso de le se considera incorrecto.

Casos de loísmo. Su uso ocurre muy frecuentemente en determinadas zonas del norte del país. Tal y como veíamos en el apartado anterior, los pronombres de complemento directo son lo/los. Así pues, un uso de estos pronombres para hacer referencia al complemento indirecto es considerado un vulgarismo y es conveniente que intentemos evitar su utilización.

Son dudas que regresan invariablemente, así que no es de extrañar, que volvamos sobre el tema en algún momento.

Calificar el artículo:

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Sábado, 29 Enero 2022