Raro, extravagante, estrafalario, hasta grotesco en algunos contextos. Actualmente son muchísimas las personas que otorgan estos significados a la palabra "bizarro". Pocos conocen que dicho uso es erróneo, pues "bizarro" no tiene tal significado en nuestra lengua.

Así pues, ¿qué ha pasado con la palabra "bizarro"?

El_Cid_Campeador.jpg

Según el diccionario de la Real Academia Española, estos son los significados de bizarro:

1. adj. valiente (‖ esforzado).
2. adj. Generoso, lucido, espléndido.

Entonces, ¿por qué está tan extendido su uso como sinónimo de estrafalario? Se trata, ni más ni menos, de un uso heredado de otras idiomas.

La palabra "bizarro" tiene un origen italiano: bizzarro, iracundo, fogoso. Dicha palabra fue adaptada al castellano con el significado que actualmente tiene (valiente), y al francés (bizarre) con el de raro o extravagante. Por su parte, la lengua inglesa adoptó la versión francesa de bizarre, manteniendo el mismo significado (y de paso, dando lugar a un false friend para los hispanohablantes).

Por tanto, está claro que usamos la palabra bizarro como "raro" porque ese es su significado en otros idiomas. Lo que no está tan claro es si lo hemos cogido prestado del francés o del inglés, pues aunque el uso es anterior en el francés, es indiscutible la influencia que ejerce la cultura popular norteamericana en las sociedades occidentales.

Lo más curioso de todo es que el idioma que vio nacer la palabra "bizarro", el italiano, ha adoptado el significado francés/inglés y actualmente significa raro y extravagante. ¿Ocurrirá lo mismo en el español?