¡Atención! Este sitio usa cookies.

Este sitio usa cookies propias y de terceros para analizar hábitos de navegación anónimos y mejorar tu experiencia, tal como se recoge en nuestra Política de Cookies. Antes de seguir navegando, te invitamos a leerla haciendo clic en ‘Saber más’. Al pulsar ‘Acepto’, reconoces haber leído y aceptado tal información. Saber más

Acepto

Empresa de traducción

Blog de InterTraducción

Bienvenidos al blog de InterTraducción, empresa de traducción.

Diferencias entre un traductor y un intérprete

por en General
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 755
  • 0 Comentarios
  • Imprimir
755

En nuestra empresa de traducción realizamos estos servicios, la interpretación y la traducción, en función de las necesidades de los clientes.

b2ap3_thumbnail_empresa_de_traduccion_20171106-141223_1.jpg

Sin embargo, no hay que olvidar que son dos profesiones que, aunque van ligadas entre sí, cuentan con muchas diferencias. Además, normalmente las desarrollan personas diferentes, esto es, quien traduce no interpreta y viceversa. Su objetivo y responsabilidad son similares, esto es, garantizar a los clientes de nuestra empresa de traducción en Madrid, un resultado óptimo e impecable, con fidelidad a lo escrito o hablado en el idioma original.

Vamos a comenzar por lo que tienen en común, que no es otra cosa que ayudar a nuestros clientes, con nuestros servicios de traducción e interpretación, a superar la barrera del idioma. Son profesiones para las que hay que estar ampliamente preparados y cualificados, lo que requiere de un alto conocimiento de dos lenguas distintas, como poco.

Como hemos dicho anteriormente, se parte de la base de que un traductor y un intérprete se dedican a actividades similares pero sus trabajos tienen notables diferencias: el intérprete habla y el traductor escribe.

La traducción se realiza, por definición, por escrito. El traductor pasa el contenido de un texto, de un idioma a otro.

Hay distintos tipos de interpretación, que nos dará para otra entrada en el blog. Pero lo que todas las interpretaciones tienen en común es que todo intérprete escucha a un interlocutor en un idioma y lo dice en otro idioma, siempre hablado.

En nuestra empresa de traducción somos conscientes que las habilidades, por lo tanto, que requieren ambas profesiones son bien distintas. El traductor necesita tener un gran conocimiento de vocabulario, conceptos y terminología. El intérprete requiere una mayor capacidad oratoria y más habilidad de expresión en el idioma de destino.

En nuestra empresa de traducción, casi en el 100% de los casos, trabajamos con traductores e intérpretes nativos en el idioma de destino, ya que es el que mejor conocen por lo que se logrará un resultado óptimo.

Calificar el artículo:

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Lunes, 13 Julio 2020